Nuestro gran desafío “El encuentro” 23-01-2017

ReencontrarnosEmpecé el día con la idea de escribir un post sobre nuestros entrenamientos de aguas abiertas, pero sensibilizado por la fecha de hoy, 23enero2017, y lo que representa para mi país, Venezuela; en relación a la libertad y salida de una dictadura, mis pensamientos se empeñaron en dirigirse hacia lo que hoy considero es clave para la construcción de esa libertad “Reencontrarnos en las diferencias”

Entonces, del pulso interno entre escribir sobre aguas abiertas por una parte y las ideas de libertad que se expandían de mi cabeza apoderándose de mi sentir, por el otro,  “pun” surgió la idea, existe una conexión clara entre ambos.

En nuestros entrenamientos de la escuela de aguas abiertas, generamos, y de hecho constituye uno de los valores de nuestra propuesta, espacios de encuentro en donde entrenan nadadores de diferentes clubes y se benefician de esas diferencias, aprovechan de conocer sus ritmos y estrategias, se dan la oportunidad de foguearse, se miden, se retan y al final todos crecen. Así mismo nos ocupamos en diseñar entrenamientos para diferentes niveles, desde los expertos, pasando por los intermedios y dándoles un trato especial a los novatos. TODOS TIENEN LAS PUERTAS ABIERTAS en nuestra escuela, a eso nos debemos y eso queremos que pase, esa es nuestra filosofía.

Ese, justamente me parece que es el gran desafío que tenemos hoy los Venezolanos buscar integrar y cambiar la tesis de “si no estás conmigo estás en contra”. Entender que la mirada diferente desde el respeto nos fortalece como equipo, como organización, como nación y si a pesar de ese puente siempre abierto para cruzarlo en las diferentes direcciones, existe rechazo discriminación y odio, no alentarlo y por el contrario continuar generando posibilidades de acercamiento, seguir con otras formas de abrir entonces otros puentes.

Ese es nuestro desafío, sin importar el lado en el que en este momento estés, construir puentes en el gobierno, en la oposición, entre oposición y gobierno y entre gobierno y oposición, entre patronos y empleados, entre entrenadores de diferentes clubes, entre dirigentes y promotores, entre vecinos, entre iglesias, entre diferentes religiones, entre países, entre géneros, familias, entre hermanos, entre parejas, entre padres e hijos, entre ricos y pobres, entre artistas, entre todos, entre la humanidad.

¿Lo hacemos? Yo estoy convencido que podemos, en contribución a estos puentes aquí está mi mano y mi corazón.

Un abrazo fuerte, te saluda Leopoldo Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *